ASUS ZenFone 3: la gama media al mejor precio:


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

No hay que pasar mucho tiempo con el nuevo ZenFone 3 para saber que ASUS ha hecho un trabajo excelente con su nuevo terminal. Ese es el primer juicio que podemos hacer nada más sacarlo de la caja, ya que este nuevo ZenFone al fin se ha olvidado de esas coloridas carcasas de plástico para dar paso a un cuerpo metálico de excelente acabado (pulido con arena) colmado por dos caras de vidrio Gorilla Glass 2.5D.

Básicamente el teléfono se presenta con un importante cambio en lo estético que deja muy claro las intenciones del fabricante. Quiere que su teléfono destaque dentro de la gama media con la ayuda del diseño y una propuesta de software que promete incluir infinidad de funciones, especialmente aquellas enfocadas en la cámara. Para empezar, 6,16 milímetros de grosor son suficientes para almacenar todos los componentes (y sin eliminar el puerto de auriculares). Los biseles llegan con un proceso de corte de diamante a 40 grados de inclinación, mientras que la pantalla IPS de 5,5 pulgadas con resolución Full HD se ajusta hasta los 2,1 milímetros de bisel. No es especialmente el bisel más pequeño que hemos encontrado hasta ahora, pero está bien. Puede que el propio grosor del bisel metálico aumenta esta anchura visualmente y aparente ser mayor a simple vista.


En la zona trasera encontraremos un sensor de huellas que funciona francamente bien. Estará activo en todo momento, por lo que no es necesario encender la pantalla antes de utilizarlo. Bastará con pasar el dedo y el teléfono se encenderá y se desbloqueará, y además es capaz de realizar lecturas en 360 grados, por lo que no importa como coloques el dedo.

Pero si hay algo que destacar especialmente en la zona de la espalda es la cámara. El ZenFone 3 llega con una cámara de 16 megapíxeles con sensor Sony IMX298. Lo completa un conjunto de lentes de 6 elementos que ofrecen una apertura f/2.0, acompañado además de un sensor láser que permite enfocar a los objetos en 0,03 segundos. ASUS sabe que la cámara es un elemento muy importante para los usuarios, así que ha invertido en incluir buen material en este aspecto y rebajar un poco las especificaciones generales del terminal. Y no está nada mal.

La cámara es rápida y muy efectiva, pero quizás el software empaña un poco el balance general. Es prácticamente el principal problema en todos los aspectos del teléfono, ya que ASUS llena el dispositivo de software propio con mil y una funciones que probablemente no vayas a usar nunca. En lo que a la cámara respecta, para empezar tendremos 20 modos disponibles de disparo: desde manual, HDR, creación de GIF, Súper Resolución (obtiene una imagen de 64 megapíxeles), modo niños, lectura de códigos QR, efecto miniatura…

Demasiadas funciones para hacer una foto. Puede que algunos usuarios busquen opciones extra, pero para eso mejor ofrecer un gestor de complementos con el que poder añadir según deseemos. Tendremos al menos eso sí una gran cantidad de parámetros para ajustar el disparo, entre los que destaca principalmente un tiempo de exposición de hasta 32 segundos. Funciona bastante bien, y aunque pierde algo de definición en la imagen, los resultados son bastante buenos a nivel general.

La combinación de sistemas de enfoque como el láser, el enfoque por fase y el enfoque continuo consiguen ofrecer un rendimiento bastante notable a la hora de hacer tanto fotos como vídeos, donde podremos por cierto grabar en formato 4K UHD. Los vídeos permanecerán bien estabilizados con el sistema electrónico de 3 ejes, aunque en el caso de las fotos el teléfono hará uso del sistema de estabilización óptica de 4 ejes. Por temblores no será.

La guinda del pastel la pone el procesador. Estamos ante un Snapdragon 625 a 2 GHz, una CPU que no estará a la altura del 820 (para eso existe el ZenFone 3 Deluxe con prestaciones máximas), pero que consigue rebajar el precio del terminal sin sacrificar demasiado su rendimiento. Esta incorporación hace que el terminal llegue con la conexión USB Type-C, un puerto cada vez más presente y que ya no debería de sorprendernos. Es más que evidente que el rendimiento nunca podrá equipararse al de un teléfono de gama alta, pero el ZenFone 3 vuelve a camuflarse con sus acabados y una fluidez en los menús más que correcta. Es sin duda una excelente elección la del Snapdragon 620, aunque probablemente la clave se encuentre también en los 4 GB de RAM incluidos, perfectos para manejar multitarea sin sufrir sobresaltos. A este procesador le acompaña una GPU Adreno 506, algo que también cubrirá el perfil gamer sin problemas.

El fabricante destaca la nuestra de cinco elementos del altavoz integrado, con la que supuestamente se alcanza mejores graves, pero lo cierto es que hemos notado sonidos tirando más bien a agudos. En cambio, la certificación Hi-Res Audio garantiza audio de 24 bits a 192 kHz, algo que sí apreciaremos con unos buenos auriculares. Esta última funcionalidad está apareciendo cada vez en más terminales, así que se agradece que ASUS la haya tenido en cuenta en esta ocasión.

Al final, en cuestión de gustos no hay nada escrito, así que la propuesta de ASUS con ZenUI 3.0 podría ser perfectamente válida para muchos usuarios. Sin embargo, nos encontramos con una estética muy recargada, con demasiadas aplicaciones instaladas y un sinfín de funciones que aparecen de la nada cuando creías haberlas visto todas. Así por ejemplo existe una aplicación de aumento de rendimiento (el clásico limpiador de caché y memoria RAM que muchos conocen), una sección para temas de escritorio, una carpeta con varias aplicaciones propias de ASUS entre las que podemos encontrar una utilidad de almacenamiento web y un gestor de documentos con el que podremos compartir archivos entre dispositivos.

En definitiva, el software sobra en muchos aspectos. Una interfaz más minimalista y varias herramientas básicas podrían ser suficientes para mejorar la primera impresión a nivel de software. Es probable que teniendo en mente el precio de partida del teléfono, el fabricante piense en un determinado público -que prefiere tener determinadas funciones atractivas a primera mano en el terminal sin necesidad de descargar otras aplicaciones de la Play Store- aunque de tomas maneras nos parecen muchas aplicaciones instaladas de serie.

El acabado del cristal Gorilla Glass 2.5D le otorga al teléfono ese detalle que carecían las anteriores versiones, más enfocadas en el plástico y en unos colores demasiado llamativos. Lamentablemente los cristales carecen de cualquier tipo de protección antihuellas, y el resultado tras tenerlo unos minutos en la mano es completamente desastroso. Habrá que tener un pañuelo cerca para dejarlo bien limpio.

Y llega la hora de la verdad. ¿Qué precio tiene este ZenFone 3? Ahí es donde ASUS remata perfectamente el producto. El ZenFone 3 tiene un coste a 249 dólares*, una cantidad impresionante para un terminal de un excelente acabado y 4 GB de RAM. Es cierto que encontramos algunas pegas a nivel de software, y que el hardware no destaca en el mercado de los alta gama, pero su moderado precio hacen que este ZenFone 3 se convierta sin duda en uno de esos teléfonos que merecen la pena comprar por su completa lista de especificaciones.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutubeby feather

Te gusta? Comparte con tus amigos!

Tu reaccion?
Amor Amor
0
Amor
Wacala Wacala
0
Wacala
Omg Omg
0
Omg
Lol Lol
0
Lol
Confuso Confuso
0
Confuso
Malo Malo
0
Malo
Geek Geek
0
Geek
WTF WTF
0
WTF

ASUS ZenFone 3: la gama media al mejor precio:

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Iniciar sesión

Restablecer la contraseña

Back to
Iniciar sesión